0 estudiante

La comunicación es uno de los símbolos más brillantes del siglo XX. Ha permitido acercar los valores y las culturas, liberado a los hombres de los obstáculos ancestrales de tiempo y espacio, compensando incluso los horrores y las barbaries de esta época. Su avance nos ha acompañado en los combates por la libertad, los derechos humanos y la democracia.

Hoy día la sociedad del conocimiento en la que estamos inmersos, extiende el potencial de las tecnologías de la comunicación a todas las facetas de la vida cotidiana. La información tiene mucho valor, su adquisición supone poder y el conocimiento de ésta se cree que conduce a la libertad. El poder de la información es tal que numerosas entidades a lo largo de la historia han deseado restringirla o manipularla; de hecho, el espionaje de las comunicaciones ha constituido, tanto en la guerra como en la paz, un valioso instrumento para conocer las actividades e intenciones de enemigos.

El ser humano siempre ha tenido secretos de muy diversa índole y ha buscado mecanismos para mantenerlos fuera del alcance de miradas indiscretas, especialmente si la información se transmite por un canal inseguro, en el cual ésta puede ser curioseada y/o modificada por terceros no autorizados. La evolución de todos los mecanismos y técnicas que intentan solucionar este problema es lo que se conoce como la ciencia de la criptología, compuesta por sus dos ramas, la criptografía y el criptoanálisis.

Dr. Alfonso Muñoz

Instructor

Marcos Perez Ramos

Gratis