¿Existe algún plan de rejuvenecimiento para los Generales a similitud de los Suboficiales y MTM?

La OATM pregunto el pasado mes de agosto al Ministerio de Defensa si existía un plan de rejuvenecimiento de los Oficiales Generales y Almirantes a similitud del impulsado y forzado para la escala de Tropa y Marinería, con la meta de forzar una respuesta que detalle el motivo por el cual los Generales y Almirantes han fijado sus objetivos en disponer siempre de tropa joven frente a la mentalidad mas antigua, formación más inadecuada y atrasada de la que disponen los mismos, frente a los nuevos Oficiales que se están formando en las Fuerzas Armadas desde hace una década. Y si se potenciaría esa renovación de dichos cargos para adecuarlos a lo exigido a la tropa y suboficiales, a los que se les demanda una alta preparación académica y formativa, además de un excelente estado físico frente a una escala de Oficiales envejecida y acostumbrada al ascenso por antiguedad. El resultado una vez más decepcionante, cuanto menos por la forma de eludir la respuesta y no abordar una realidad. Existen numerosos Oficiales Superiores y Generales, que tras pasar a la Reserva son de nuevo incorporados a nuevos despachos impidiendo la promoción de los nuevos Oficiales mejor preparados y capacitados que ellos. Además dado que el pasado año dichos Oficiales Superiores y Generales/Almirantes fomentaron una reforma de sus haberes, es el Ministerio de Defensa el que complementa sus salarios para evitar la perdida de haberes que se producía tras su pase a la Reserva, resistiéndose el rejuvenecimiento  de la escala de Oficiales y cargando de nuevo sobre el presupuesto de Defensa el soporte de dichos militares “viejos”. Estas fueron las cuestiones planteadas a Defensa.

¿Existe por parte del Ministerio de Defensa algún plan de rejuvenecimiento a similitud del emprendido para la escala de Tropa y Marinería para los Generales de los Estados Mayores y en general para altos mandos, dada la diferencia académica y de preparación de los nuevos oficiales ingresados en las Fuerzas Armadas, respecto a los actuales Generales y Almirantes que solo debieron pasar por las academias militares para formarse sin formación civil?

Y esta la respuesta satisfecha de Defensa.

“Una vez analizada la solicitud, la Dirección General de Personal del Ministerio de Defensa considera que procede conceder el acceso a la información a que se refiere la solicitud.

El ascenso de los coroneles al empleo de General y Almirante está regulado por la Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar, donde se determina que los ascensos se producirán siempre que se reúnan las condiciones establecidas por la ley de la carrera, entre las que destaca la necesidad de tener cumplidos el tiempo de servicios y el de permanencia en determinado tipo de destinos y con ocasión de vacante. Se considera que la edad de ascenso de los coroneles al empleo de General y Almirante es adecuada a la
planificación de efectivos en la escala de oficiales de los ejércitos.”

Podemos denominar la actitud del Ministerio de Defensa como “Ley del embudo” a la vista de que sus Generales y Almirantes llegan con la edad adecuada y con los conocimientos que ellos desean dado que son ellos quienes los planean.

Deja un comentario