Delito de Abandono de menores vs Falta administrativa del Regimen disciplinario

El pasado dia 2 de noviembre la OATM elevó una consulta al Ministerio de Defensa para que se pronunciase sobre la legalidad y las posibles consecuencias legales en las que puede incurrir un militar si dicta una resolución desestimatoria de la concesión de reducción de jornada para la atención a los menores de edad en atención al Codigo Penal y al Código Civil en el que se tipifican como delito con penas de carcel de 3 a 6 meses frente a la falta administrativa con penas de arresto de 15 a 30 días por no acudir a un servicio o guardia en caso de que el progenitor decida no dejar deamparado al menor e incurrir en el delito de abandono de menores, del que sería complice quien hubiese obligado al progenitor a abandonar al mismo.

Desde la OATM deseamos conocer si el Ministerio de Defensa ha evaluado las consecuencias legales y procesales que concurren cuando un militar en activo en atención a la Orden DEF/253/2015, de 9 de febrero incurre en el DELITO tipificado por el articulo 226 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal como “abandono de menor” expresado en el Capítulo III Titulo XII “De los delitos contra los derechos y deberes familiares” incurriendo tanto el militar que ejerce la patria potestad en aplicación del Código Civil así como quien le forzase a cometer tal delito en atención al artículo 28.2 del citado Código Penal.

Art. 226.1 Código Penal “1. El que dejare de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar o de prestar la asistencia necesaria legalmente establecida para el sustento de sus descendientes, ascendientes o cónyuge, que se hallen necesitados, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses.”

Art. 28.2 Código Penal “Son autores quienes realizan el hecho por sí solos, conjuntamente o por medio de otro del que se sirven como instrumento.

También serán considerados autores:
a) Los que inducen directamente a otro u otros a ejecutarlo.
b) Los que cooperan a su ejecución con un acto sin el cual no se habría efectuado.”

Por lo que como venimos pronunciandonos desde que se publicó esta Orden no se ha ponderado las consecuencias legales que acarrea su cumplimiento para progenitores y los superiores jerarquicos de los mismos, pudiendo solicitarse por parte del militar amparo ante los Tribunales de Menores para que sean éstos quienes decidan las medidas a adoptar frente al incumplimiento del Regimen Disciplinario de las FAS.

Debemos recordar lo que indica la legislación al respecto.

Orden DEF/253/2015, de 9 de febrero
Artículo 3. Necesidades del servicio.
1.Las necesidades del servicio prevalecerán sobre las fechas y duración de los permisos, vacaciones, reducciones de jornada y licencias, si bien, las limitaciones que seproduzcan deberán estar motivadas.
Artículo 9. Reducción de jornada.
1. La reducción de jornada es el derecho del que disfruta el militar por el tiempo determinado para cada supuesto reconocido en esta orden ministerial con la finalidad de conciliar su vida personal, familiar y profesional.
2. La exoneración de las guardias, servicios, maniobras y actividades análogas se considerará como medida accesoria al derecho que se reconoce en el apartado anterior.
3. En todos los casos, las necesidades del servicio se valorarán de manera individualizada, caso por caso, teniendo en cuenta las circunstancias específicas de la unidad, centro u organismo donde el militar preste servicios. Si las necesidades del servicio se vieran afectadas por circunstancias sobrevenidas, el jefe de la unidad, centro u organismo correspondiente y de manera motivada, podrá reconsiderar las guardias, servicios, maniobras o actividades análogas de las que el militar hubiera sido exonerado.
4. Las reducciones de jornada inferiores al tiempo mínimo que se determinan en los diferentes supuestos se atenderán con medidas de flexibilidad horaria.
En dichos apartados del art. 9.1 y 9.3 es donde se muestra que la instruccion se ha confeccionado sin tener en cuenta los derechos de los menores, ya que el derecho a ser protegido es del menor, no del militar, por lo que la redacción de la misma se otorga una competencia no delegada por el Codigo Penal ni el Código Civil al que no están sujetos aquellos no sometidos a la legislación militar. Hay que recordar asimismo lo que indica la LODDFAS al respecto.
Ley Orgánica 9/2011, de 27 de julio
Artículo 22. Disponibilidad, horarios, permisos y licencias.
4. La aplicación del criterio de necesidades del servicio se hará siempre de forma justificada, motivada e individualizada. En todo caso, se comunicará al militar afectado la decisión adoptada.
Todo esto consagra lo que a nuestro juicio es una clara evidencia de que los militares son ciudadanos de segunda categoría a los que se les merman derechos fundamentales, no por la Constitución, ni por la Carta Europea de Derechos Fundamentales, sino por legislaciones nacionales abusivas con rango de Ley Orgánica impulsadas por una cúpula de militares de alto rango en Defensa que impiden la vida diaria de quienes sirven en las Fuerzas Armadas pero a los que no les afectan dichas normas.

Deja un comentario