Desde la OATM nos mostramos decepcionados con los actuales partidos politicos, a pesar de haber contactado con numerosas fuerzas políticas no hemos conseguido que nuestras propuestas vean la luz en sus programas electorales, por ello conscientes del abandono al que están sometidos los militares, la OATM ha decidido crear su propia opción política con unas líneas generales muy claras y definidas para conseguir el máximo consenso y apoyo interno en el seno del personal que conforma las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil.

La creación del partido político a partir del año 2016-2017 se basará en las siguientes propuestas:

  • Asimilación de la justicia militar a la ordinaria eliminando dicha excepción jurisdiccional.
  • Derogación del exceso de normativa de bajo nivel de Ejércitos y unidades.
  • Derogación de las actuales leyes de personal diferenciadas en escalas y promulgar una única de la Carrera Militar.
  • Cumplimiento de las sentencias judiciales y tratados internacionales en cuanto a límites de edad y derechos fundamentales de los ciudadanos europeos, etc.
  • Asimilación e integración de los miembros del Cuerpo de la Guardia Civil al Cuerpo Nacional de Policía en una única Fuerza Policial de carácter civil eliminando toda dependencia del Ministerio de Defensa.
  • Acabar con la actual macrocefalia traspasando activos de las Fuerzas Armadas a otras administraciones o a la reserva.
  • Implementación de todos los protocolos de actuación de la Administración Gral. del Estado en cuanto a acoso laboral y sexual, seguridad laboral, etc. sin diferenciar la procedencia del funcionario.
  • Liquidación del patrimonio de Defensa que fuese expropiado o que sea actualmente inoperante y conlleve costes asumidos por el departamento.
  • Reunificación de cámaras, residencias y cualesquiera otros recintos disponga Defensa homogeneizando su uso y mantenimiento, frente a la actual segregación por escalas.
  • Establecimiento de corredores entre escalas sin límites de edad que permitan premiar el esfuerzo de los militares en su carrera profesional.
  • Desmilitarización de la Universidad.
  • Integración dentro de asignaturas de ciudadania en los ciclos de Primaria y Secundaria de la figura del “Divulgador de las Fuerzas Armadas” encargado de trasladar a los escolares los valores que defienden las Fuerzas Armadas.
  • Potenciación de la política de personal frente a la renovación / adquisición de armamento y de los PEAs.
  • Apertura de derechos fundamentales a los miembros de las Fuerzas Armadas.
  • Establecimiento de corredores entre la administración de Defensa y resto de administraciones.
  • Reunificación o eliminación de los Patronatos y adscripción voluntaria como en el resto de Ministerios.
  • Externalización de servicios no inherentes a los miembros de las FAS eliminando especialidades en las mismas que nada aportan a la operatividad de las mismas. Impidiendo servidumbres.
  • Fin de los alojamientos para Jefes, Oficiales, Suboficiales y MTM en acuartelamientos y su traspaso a su remuneración salarial.
  • Fin de los programas sociales pensionados que solo disfrutan unos pocos pero se pagan entre todos.
  • Eliminación de la escala religiosa de cualquier confesión dentro de las FAS por pertenecer al ámbito privado de los ciudadanos.
  • Dotar al Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas de efectividad como foro de debate de las normativas que afecten a los componentes de las FAS.
  • Eliminar cuantos Observatorios y Unidades de Análisis sean innecesarios y solo sirvan para ocupar puestos por personal en reserva o retiro.
  • Impedir la ocupación de vacantes por personal retirado o en reserva que impida la promoción profesional de los efectivos en activo.
  • Cambio normativo en el reglamento de armas que permita a todos los componentes de las FAS disponer de la correspondiente licencia sin diferenciar en escalas.
  • Transformación del Régimen Disciplinario en un régimen sancionador exclusivamente económico.
  • Derogación del Código Penal Militar y asimilación de algunos de sus preceptos al Código Penal eliminando la segregación entre militares y resto de ciudadanos.
  • Y más propuestas que se iran detallando o desarrollando.

¿A quiénes iría destinado? Como es lógico a los militares en activo no seria posible legalmente incluirlos ya que tanto la Constitución como la LODDFAS impiden su adscripción, si bien sus familiatres y los numerosos ex militares que ha provocado la nefasta política de personal actual serán el mayor apoyo de nuestra opción política. Es un hecho contrastado que los militares de las escalas de Suboficiales y Tropa / Marinería no se ven representados por los Oficiales Generales que ostentan actualmente la representación de sus escalas (por hechos evidentes) y por ello consideramos necesario que existan nuevos interlocutores válidos procedentes de otras escalas que posibiliten dicha representación de intereses profesionales.

También los militares han de ser conscientes de que para avanzar en derechos fundamentales (libertad de expresión, sindicación, tutela jurídica efectiva e igual que el resto de ciudadanos, etc.) es necesario renunciar a ciertos privilegios de los que carecen el resto de ciudadanos como puedan ser una sanidad independiente hecho que ya está siendo aprobado y es una realidad, cobro de la pensión  en Regímenes exclusivos, residencias independientes y segmentadas por categorías, vacaciones subvencioanadas y un largo etcetera de hechos que alejan a los militares del resto de ciudadanos y lo hacen sufrir el estigma de privilegiados que la sociedad les achaca.

Así pues Milites  (Soldados) deberá convertirse en la opción política independiente que por conocimiento de los problemas, cercanía a la realidad de las Fuerzas Armadas, legítima representatividad y predisposición a sumarse a otros proyectos que complementen su área funcional y específica permitan lograr las Fuerzas Armadas del siglo XXI que desean sus miembros, que no sus actuales gestores. Que prefieren el hecho diferencial para una supuesta e imaginaria exclusividad social que solo les alcanza a ellos, que no a sus subordinados. Solo el futuro determinará el corto o largo recorrido de esta opción, pero la integración de las ideas y propuestas de las Asociaciones Profesionales de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil en caso de que deseen aportar sus ideas, la dotará de contenidos y legitimidad para defender dichas propuestas en la arena política, sin mendigar apoyos o escabullirse en propuestas de medio recorrido.

Ya nadie tiene miedo en esta Europa integrada en la OTAN, la Unión Europea y la ONU a que un grupusculo de militares exaltados intente por la fuerza asaltar los preceptos constitucionales y lo que si se teme es que esa obligada exclusión impulsada por unos pocos, genere frustración por incomprensión de las necesidades específicas de una parte de la sociedad en la que no solo sufren los ciudadanos que forman parte del Ministerio de Defensa, sino a sus familias que en nada están sometidas a las legislaciones y exclusiones a las que dicho ministerio somete a sus miembros.